jueves, 13 de marzo de 2014

El Comité de Bienvenida



Como siempre que franquea uno la aduana sin problemas, me voy para la salida pensando en todo lo que podía haber metido en la maleta y que descarté para evitarme las inspecciones rectales de los agentes aduaneros. Sumido en estas ensoñaciones y arrepentimientos me encuentro con el habitual comité de bienvenida de la mayor parte de aeropuertos del mundo, consistente en un número indeterminado de miserables sujetando carteles con nombres seguramente aleatorios. No es que sea especialmente pintoresco o bonito, pero algún objetivo cumple, evidentemente, pues se repite con asombrosa semejanza en la mayor parte de los aeropuertos que he visitado. Pero esta vez es diferente, pues con grata sorpresa veo que entre el numeroso grupo de negros que forman el comité de bienvenida del aeropuerto de Luanda hay un tío sujetando un cartel en el que figura escrito Sr. Antonio. Esto me recuerda de repente que venían a buscarme para llevarme a la obra, y dubitativo, pero feliz y emocionado ante esta nueva experiencia, me señalo a mí mismo y me acerco al hombre que sujeta el cartel preguntándole con la mirada vidriosa si todo eso es por mí, lo que provoca cierto recelo en el tío. Yo mismo me doy cuenta de que voy a su encuentro y hay una valla entre los dos que va a hacer ridículo nuestro encuentro por lo poco efectivo, por lo que en una decisión súbita que solo unos pocos privilegiados podemos tomar con tanta presteza, me recompongo y me encamino a la salida para encontrarme con mi comité de bienvenida. Algo decepcionado compruebo que solamente viene a mi encuentro el tío que sujetaba el cartel en el que figuraba mi nombre. El resto de negros se queda en el sitio que ocupaban inicialmente, interpretando sin demasiada gana el rol que les corresponde en el comité de bienvenida.

(El cartel con el que me esperaban, en el que compruebo que solo ponía Antonio, nada de Sr. Antonio... con la ilusión que me hizo...)

3 comentarios:

  1. Yo si que soy payasa...! Llevo dias pensando...¿por qué Antonio no "enriquece" su blog? Sin caer en la cuenta, que solo tenía que tocar en la parte baja...¡clic! y eso que he tenido un blog, años...
    Me he reído y disfrutado mucho!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por el comentario!